"AÑO DEL DIÁLOGO Y LA RECONCILIACIÓN NACIONAL"

jueves, 6 de diciembre de 2018

La consulta popular del 9 de diciembre

Por: Dionicio Mantilla León

El 9 de diciembre tendrá lugar el referéndum convocado por el gobierno. Una magnífica oportunidad democrática para decidir sobre el futuro jurídico y político de nuestro país. Cuatro son las preguntas que se han planteado. 1.-¿Aprueba la reforma constitucional sobre la conformación y funciones de la Junta Nacional de Justicia, antes Comisión Nacional de la Magistratura(CNM)?2.- ¿Aprueba la reforma constitucional que regula el financiamiento de organizaciones políticas? 3.-¿Aprueba la reforma constitucional que prohíbe la reelección inmediata de parlamentarios de la República? y 4.-¿Aprueba la reforma constitucional que establece la Bicameralidad en el Congreso de la República? Interrogantes a responder eligiendo sólo una de las siguientes variables: SÍ _ NO.

El referéndum convocado constituye un hecho histórico y el Presidente de la República lo ha planteado recogiendo el sentir del pueblo hastiado como está del comportamiento de dos poderes tutelares del Estado: Judicial y Legislativo, infectados del cáncer de la corrupción y la incapacidad, hartazgo evidenciado a través de encuestas y movilizaciones populares de protesta.

¿Es correcto reformar la conformación y funciones de la Junta Nacional de Justicia entidad que nombra jueces y fiscales? Sí. Porque es indispensable que a esta institución se le brinde idoneidad y se le libere de acciones de corrupción para ello, según la reforma, sus miembros serán elegidos por concurso público de méritos el que estará a cargo de un Jurado Especial integrada por las máximas autoridades de las instituciones tutelares de la nación: Defensoría del Pueblo, Poder Judicial, Ministerio Público, Tribunal Constitucional y dos representantes de las universidades públicas y privadas; además, los postulantes a las 7 consejerías deberán ser abogados en ejercicio mayores de 45 años de edad y con experiencia no menor de 25 años, su desempeño será evaluado cada 3 años y medio y no serán reelectos.

¿Debe regularse el financiamiento de las organizaciones políticas? Por supuesto. Urge que las organizaciones políticas estén libres de la infiltración de dinero ilícito es decir que no sólo evite el ingreso de dinero proveniente del lavado de activos (narcotráfico, empresas corruptas, etc) sino que respete las normas legales de bancarización, los topes legales y que los aportantes sean reales ¿Entonces, quién debe financiar a las organizaciones políticas? La financiación debe ser Estatal con un criterio de igualdad y proporcionalidad o privada, es decir, con el aporte de afiliados o simpatizantes. Esto está fijado en la Ley de Partidos Políticos, pero se desea sea establecido en la Constitución Política.

¿Debe prohibirse la reelección inmediata de los parlamentarios? Sí, pues al haberse prohibido la reelección inmediata para otras autoridades por equidad dicha prohibición debe aplicarse para todos incluido el Congreso. En Marzo del 2015 el Congreso, de mayoría fujimorista, aprobó la ley de no reelección inmediata de Gobernadores Regionales, Alcaldes y Regidores argumentando razones de corrupción en dichas entidades pero no fue incluido el Congreso, porque “no manejan recursos económicos”, obviando reconocer que pueden establecer prioridades presupuestales hecho que se presta a la corrupción.

¿Debe establecerse la bicameralidad? Esto es motivo de un mayor análisis. El tema es que el Congreso de mayoría fujimorista ha hecho trampa desnaturalizando la propuesta inicial de igualdad en la cuota de género para los cargos parlamentarios y ha infiltrado el tema de la “cuestión de confianza” con el propósito de evitar la facultad del Ejecutivo de “disolver” el Congreso, aunque en, este último caso, el Tribunal Constitucional ya invalidó este negativo intento.

Al parecer, todas las reformas van a ser aprobadas, pero, ¿Garantizará ello un cambio real de la actual situación jurídica considerando que el actual Congreso es el que tiene que elegir a los miembros del Jurado Especial de la Junta Nacional de Justicia?¿Es sólo la financiación ilícita el único problema de los partidos políticos?¿Prohibiendo la reelección de los actuales congresistas conseguiremos parlamentarios idóneos?¿Re estableciendo la bicameralidad lograremos un Poder legislativo capaz y honesto? ¿Se han establecido funciones concretas para cada Cámara legislativa? ¿En suma, superaremos con esto la aguda problemática nacional que nos aflige? En fin ¿No existirá una mejor alternativa que el referéndum?

Son interrogantes que preocupan, aun así, creo, que es positivo participar en el referéndum por ser un paso histórico que fortalece la democracia directa.