"AÑO DEL DIÁLOGO Y LA RECONCILIACIÓN NACIONAL"

domingo, 2 de diciembre de 2018

Fiscalía: Los Fuji-cócteles de Fuerza Popular fueron para lavar dinero

El origen del dinero. El partido fujimorista identificó solamente al 30% de los compradores de las tarjetas de los seis eventos en los que, según Keiko Fujimori, se recaudaron 4,6 millones de soles, por lo que las autoridades consideran que se trata de un montaje, tal como sucedió con la Fuji-rifa.

Redacción:

Ángel Páez
María Elena Hidalgo

Simular es una vieja costumbre. Así como se simuló una rifa para lavar más de 2 millones de soles en la campaña presidencial de 2011, se fraguaron 6 cócteles para blanquear 4,6 millones de soles en 2016. Ahora se entiende por qué Fuerza Popular se resistía a identificar a todas las personas que compraron las tarjetas cuyo precio varió entre 250, 350 y 500 dólares. Hasta el momento solo ha remitido información de 2 cócteles e incluso los datos son incompletos.

De acuerdo con el peritaje de la Fiscalía de Lavado de Activos, Fuerza Popular reportó 4 millones 606 mil 218 soles como ingresos por los 6 cócteles, pero al final solo documentó 1 millón 432 mil 701 soles. Nada más que el 30 por ciento del total.

La inexistencia de información sobre el resto del dinero implica para la Fiscalía de Lavado de Activos que el partido naranja simuló los cócteles para justificar aportes de dinero de origen muy probablemente ilícito, como ocurrió en la campaña presidencial de 2011.

“Fuerza Popular solo remite la relación de las personas que adquirieron las tarjetas de las actividades proselitistas que se desarrollaron el 16 de febrero y el 29 de marzo de 2016. Es decir, que no se cuenta con información que permita sostener que estas recaudaron las sumas de dinero que aparecen en sus informes”, señala el reporte fiscal.

Esto implica que los compradores de las tarjetas de los cócteles serían virtualmente fantasmas: “Fuerza Popular no presenta todas las relaciones de los participantes en las actividades. Solo consigna un nombre y apellido, lo que hace difícil o imposible la identificación de los adquirientes de las tarjetas”, concluye la autoridad: “Estas actividades proselitistas (cócteles) si bien podrían haberse realizado, no habrían podido recaudar tan importantes sumas de dinero en seis cócteles, como se informó a la ONPE en 2016”.

Entre los elementos de sospecha detectados la fiscalía consigna que personas relacionadas con Jaime Yoshiyama Tanaka, quien actuó en la sombra en la campaña de 2016, fueron los mayores compradores de tarjetas. Por ejemplo, su sobrino, el operador de los falsos aportantes Jorge Yoshiyama Sasaki, adquirió 27 tarjetas por 9 mil 450 dólares. El excongresista y allegado a los Yoshiyama, Carlos Blanco Oropeza, adquirió 50 invitaciones por 17 mil 500 dólares. Y la extesorera del partido fujimorista y cuñada de Blanco, Cecilia Matsuno Fuchigami, pagó por 20 tarjetas 14 mil dólares.

Todo coincide

De acuerdo con el informe de la Fiscalía de Lavado de Activos, Matsuno también gerenció la organización no gubernamental de Keiko Fujimori, Oportunidades. Uno de los fundadores de esta ONG, Víctor Shiguiyama Kobashigawa, al ser designado jefe de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), contrató los servicios de la fujimorista Cecilia Matsuno como funcionaria de confianza. Shiguiyama también es aportante de Fuerza Popular.

La reaparición de personas vinculadas a Jaime Yoshiyama Tanaka con el caso de los falsos aportes de la campaña 2011, en la simulación de los cócteles de 2016, fortalecen la convicción de la Fiscalía de Lavado de Activos de que existió fraude.

Fuerza Popular proporcionó el listado solo de los asistentes de los eventos del 16 de febrero y 29 de marzo de 2016, sin embargo, como ha conseguido verificar este diario, exprofesamente el partido fujimorista entregó un nombre y un apellido de cada aportante, lo que dificulta identificar a plenitud a los que supuestamente compraron las invitaciones.

Dinero Sospechoso

Sin embargo, las autoridades lograron identificar plenamente a donantes de los cócteles como Irma Montes Patiño, quien aparece en los registros como compradora de 70 tarjetas por un total de 24 mil 500 dólares (88 mil 712 soles). Citada por las autoridades, Montes arguyó que ganaba 30 mil dólares mensuales como consultora senior de la compañía Gestora Amazon Consulting, que ha sido dada de baja por la Sunat y que se encuentra inhabilitada para contratar con el Estado. Lo curioso es que nunca asistió a los cócteles.

¿Cómo se convirtió en una de las más importantes compradores de tarjetas para las veladas profondos?, le preguntó la fiscalía. Y ella respondió: “Refiere conocer a Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella, uniéndoles un vínculo de amistad (...)”.

El caso de Irma Montes se añade a la convicción de que los cócteles fueron una simulación para lavar activos ilícitos.

“(Irma Montes Patiño) no menciona que haya adquirido 70 tarjetas en febrero y marzo de 2016 por 24 mil 500 dólares, adquisiciones que resultarían sospechosas, puesto que ella señala que no concurrió a esos eventos. Y con respecto a los cócteles de noviembre y diciembre de 2015, solicitó entradas (tarjetas) para ayudar a colocarlas (venderlas) dentro de su entorno. La pregunta es quién adquirió las 70 entradas de febrero y marzo de 2016”, se indica en el informe de la Fiscalía de Lavado de Activos.

Por este motivo es que la autoridad, en la reciente ampliación del caso, ha citado a los presuntos compradores de las tarjetas para verificar que, como dice Fuerza Popular, pagaron por las tarjetas.

En particular se ha fijado en los que más tarjetas han adquirido en los 2 únicos cócteles reportados por Fuerza Popular. La lista la lideran las congresistas fujimoristas Cecilia Chacón D’Vettori con 51 tarjetas por 17 mil 850 dólares y Karla Schaefer Cuculiza con 41 tarjetas por 14 mil 350 dólares (ver recuadro adjunto).

También Milagros Manchego Bustíos con 40 tarjetas por 14 mil dólares. Ella es miembro del Comité Ejecutivo Nacional de Fuerza Popular. El exasesor del Congreso Enrique Ishida Darcourt pagó 10 mil 500 dólares por 30 tarjetas. Y el empresario Nikola Seremet Slavkovic, 27 invitaciones por 9 mil 450 dólares. Seremet es el empresario del círculo de amigos íntimos de Keiko Fujimori y fue socio de Mark Vito Villanella en la empresa MNG Transportes. Según un colaborador eficaz, Villanella y Nikola Seremet compraron vehículos para la compañía con fondos que “sobraron” de la campaña electoral de 2016.

Atribuirle al fallecido empresario Juan Rassmuss Echecopar los aportes secretos para las campañas presidenciales de Keiko Fujimori no parece de ninguna manera un argumento convincente.

Claves

Detalle. La congresista fujimorista Karla Schaefer Cuculiza adquirió tarjetas por 14 mil 350 dólares.

Banquero. El director del BCR, José Chlimper Ackerman, compró 20 invitaciones a los cócteles por 7 mil dólares.

Extraordinaria capacidad de convocatoria
Peruanos por el Kambio (PPK) y el Frente Amplio (FA) también reportaron recaudaciones mediante actividades públicas. Sin embargo, PPK solo pudo acopiar 232 mil 519 soles y el FA 3 mil soles. La diferencia con lo obtenido por los 6 cócteles fujimoristas en abismal.

En los dos únicos cócteles reportados por Fuerza Popular, se repiten los personajes que adquieren las tarjetas, por lo que la fiscalía sospecha que se trataría de un montaje.

Jorge Fiestas Sarmiento, quien compró 24 tarjetas por 8 mil 400 dólares, es un empresario que imprimió miles de volantes de agravios e insultos contra el candidato Pedro Pablo Kuczynski en 2016.(la república)