"AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO" "AÑO DE LA CONMEMORACIÓN DE LOS CINCUENTA AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE CIRO ALEGRÍA"

lunes, 5 de junio de 2017

Elogio a un paladín de la libertad

A 192 AÑOS DE LA MUERTE DE SANCHEZ CARRIÓN SU PENSAMIENTO LIBERTARIO Y DEMOCRÁTICO SIGUE VIGENTE, MÁS AÚN EN LA PRESENTE COYUNTURA

Por: Dionicio Mantilla León

“¡Cuando un revolucionario muere, nunca muere! ¡Cuando un prócer muere, nunca muere!” Y las frases repetidas por el eco milenario que volaran, un 2 de junio de 1825, por el azulino cielo de Lurín, hace 192 años, volarán por el frío éter ayer, hoy y siempre empujadas veloces por el viento para tocar los corazones de millones de peruanos y latinoamericanos anhelantes de libertad y democracia. Frases que nacen de lo más profundo del corazón agradecido por el ejemplo de vida que nos dejara un ser extraordinario, ínclito, convertido en ejemplo, en paradigma de pasión y sacrificio por la libertad y la independencia de los pueblos. José Faustino, fue su nombre y Sánchez Carrión Rodríguez, sus apellidos.

Un revolucionario auténtico, porque CAMBIÓ RADICALMENTE el pensamiento, las normas, la doctrina de conformismo y mansedumbre que atados mantenía a pueblos enteros sumidos en la ignominia y la esclavitud. Un prócer, porque luchó con las rutilantes espadas de las IDEAS LIBERTARIAS rompiendo las negras cadenas de la ideología del oprobio de la monarquía parasitaria de España.

Sánchez Carrión, erigido en el libertario por antonomasia que sentara las bases de la nueva Patria peruana se ubica en el lugar preferente del podio de los ases y estrategas de la independencia peruana y americana junto a José Gabriel Condorcanqui, Simón Bolívar, José de San Martín, José Antonio de Sucre, Francisco de Miranda, Manuel Belgrano, Bernardo O´`Higinns; asimismo, los curas Miguel Hidalgo, José Morelos, José Artigas y muchos otros que brillan con luz propia a lo largo y ancho de la Patria Grande, Améríca Latina y que batieron sus alas de victoria en las epónimas batallas de Sangarara, Boyacá, Carabobo, Pichincha, Chacabuco, Maypú, Junín y Ayacucho.

Sánchez Carrión, como fiel discípulo de Cristo emergió a la vida para sembrar la simiente de libertad y democracia en sus Cartas suscritas como El Solitario de Sayán, declarando: ”Si la independencia consiste en no pertenecer a nadie; la libertad nace desde el momento en que uno pertenece a si mismo.” y luego “¡Qué gloria para la República si cada uno de sus hijos se distingue por su verdadero amor a la Patria, velando escrupulosamente en la guarda de los principios de la justicia y el decoro de la Nación.”

En esta oportunidad, en que los pueblos del Perú y América se ponen de pie para recordar con unción la memoria de Sánchez Carrión, paladín de la libertad e hijo predilecto de Huamachuco, levantamos reverentes la copa de cristal que contiene el néctar de la libertad, sagrado legado de Jesús, el Hijo de Dios, sumun de la vida, la verdad y la luz, faro incomparable que señala el derrotero de nuestra existencia.

CON LOS SIGLOS CRECERÁ TU GLORIA

Sánchez Carrión, luego de 192 años de tu partida física al infinito, nadie osa manchar tu nombre pues, tú , fuiste paradigma de honradez, heraldo de justicia y abanderado de la lucha contra la corrupción y la rapiña que horadan la esencia de la dignidad humana y van socavando, hoy los politiqueros, las bases del futuro de la Patria libre que tú con mucho amor forjaste.

Sánchez Carrión, con los años y los siglos crecerá tu gloria como crecen las olas del mar bravío. Tú nombre hoy y siempre será símbolo de lucidez y sabiduría, de pasión y sacrificio por los ideales de grandeza y libertad. Tú, como valiente centauro de la mitología griega luchaste contra los fantasmas de la esclavitud y como gigantesco cóndor milenario de los incas te erigiste en las alturas como guardián de la libertad y la independencia oteando los nuevos horizontes de grandeza de la Nueva Patria.

¡Gracias por tu legado!. ¡Gracias por tu ejemplo! ¡Gracias por las flores de virtud cuyo perfume embriagará de esperanza a las nuevas falanges juveniles que anhelantes tomarán la bandera del heraldo que señala la ruta de grandeza de una Nueva Patria Peruana!

¡GRACIAS TE SEAN DADAS!

“¡Gracias te sean dadas José Faustino Sánchez Carrión por tu altísimo afán

sobre la tierra y el por el credo de luz que nos legaste!”

“¡Gracias te sean dadas caballero por tu noble empeño y tus grandes desvelos!”

“¡Gracias por tu simiente, que es bandera para

los que glorificamos el ala y detestamos la cadena!”

“¡Tu voz, tu voz está emergiendo sobre el tiempo como un río tremante, sin medida.

En sus aguas de luz vendrán los hombres a purificar sus ansias de ser hombres!”

“¡Gracias te sean dadas, José Faustino Sánchez Carrión!” 

Clodomiro Magno Guevara

 (CLOMAGGUE) Poeta huamachuquino.