"AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO" "AÑO DE LA CONMEMORACIÓN DE LOS CINCUENTA AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE CIRO ALEGRÍA"

domingo, 18 de junio de 2017

Se comprueba que arma de policía fue usada en crimen

Sistema Ibis permitió determinar el origen de la bala que acabó con la vida de juez de paz. En próximos días se anuncia más detenciones de implicados.

La situación legal del suboficial PNP de tercera Arnaldo Augusto Linares Olivares, de 27 años de edad, es realmente muy complicada. Una prueba científica lo implica seriamente en el asesinato del juez de paz del centro poblado menor de Víctor Raúl Haya de la Torre (Huanchaco), Visente Contreras Barros (45), a quien le pegaron dos tiros el 29 de mayo de este año. Los dos casquillos de calibre 9 milímetros encontrados en la escena del crimen es la pista que condujo al equipo especial de la División de Homicidios de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (Dirincri) de Lima, que se encuentra desde hace varios días en nuestra ciudad investigando este caso, hacia él.

Los metales balísticos, hallados en el piso, a un costado del cuerpo, en el despacho del magistrado, ubicado en la manzana 88, lote 1, en la esquina de las calles El Sol y Chicama del poblado de Víctor Raúl, fueron determinantes.

Salió de su arma
Los cartuchos fueron enviados al Departamento de Criminalística de Chiclayo, donde se lo sometió a las pruebas de rigor y la homologación a través del Ibis (Sistema de Identificación Balística), que es una suerte de huella digital para determinar de qué arma de fuego proviene una bala disparada, en base a las marcas que existe tanto en el cañón como las que deja en el metal al momento en que es impulsada.

El dictamen pericial de balística forense N.º 356-35712017 arrojó que las balas salieron de la pistola particular marca Glock, calibre 9 milímetros cañón corto, de serie UAM-562, modelo 25. Al hacer la consulta a la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad de Armas, Municiones y Explosivos de Uso y Explosivos de Uso Civil (Sucamec), esta informó que la pistola le pertenecía al suboficial de tercera Arnaldo Augusto Linares Olivares, quien trabajaba en el área administrativa de la comisaría del centro poblado de Miramar del distrito de Moche.

El equipo policial de Lima está al mando del comandante Carlos Morales Guevara.
(la industria)